A cualquier edad, los actos desinteresados suelen considerarse como buenos. Aunque eso no quiere decir que estar en una relación con una persona absolutamente desinteresada es fácil.

¿Qué pasa cuando mi pareja desarrolla una conducta de sacrificio constante e inflexible que no es posible entender sus intereses y deseos?

Estos actos de sacrificio desinteresado seguramente son agradables al principio (¿a quien no le gusta que se cumplan la mayoría de sus propios deseos?), sin embargo con el tiempo comienzan a convertirse en un limitante para fluir de forma saludable en tu relación. Comienzas a cuestionar si realmente disfrutan la misma comida favorita que tu y si acaso es posible que su postura política o espiritual sean tan similar a la tuya. Comienza a parecer demasiado bueno para ser cierto.

Entonces comienza a ser frustrante escuchar que tu pareja esta de acuerdo contigo todo el tiempo.

En casos extremos, puede parecer que nuestra pareja solo nos da por nuestro lado, o nos sigue la corriente. ¿Alguna vez has pensado que tu pareja solo concuerda contigo para que te calles o para terminar una discusión?

Conversaciones del tipo:

-¿A donde quieres ir este fin de semana?

-A donde tu quieras, yo soy feliz lleno a donde tu quieras ir

-Excelente, pero me gustaría que los dos lo decidiéramos juntos, ¿qué se te antoja hacer?

-En verdad no importa, a donde tu quieras ir yo voy contigo, solo dilo.

Aunque esta conversación se cierre con un beso y un gran plan para pasar juntos el fin de semana, quizá uno de los dos se quede un poco o muy frustrado por no haber recibido una retroalimentación mayor para decidir juntos los planes del fin de semana, y seguramente esto no pasara desapercibido para el otro miembro de la pareja

A las parejas que me visitan en el consultorio para mejorar su comunicación por situaciones similares al ejemplo anterior, suelo sugerir tres básicos de una comunicación asertiva.

1. Pon tus emociones en palabras.

Cuando yo identifico mis emociones o sentimientos de forma consciente y los expreso de forma asertiva, me doy la oportunidad de expresarme de forma saludable y le doy a mi pareja la oportunidad de atender o entender mis emociones.

2. Realiza preguntas abiertas.

Para que pueda existir una comunicacion pareja en la relación es importante que las preguntas que ambos hacen para invitar al otro a dialogar no se limiten a una respuesta de SI o NO. La pregunta: ¿quieres comida china para comer hoy? favorece mas a la comunicacion pareja si se realiza de la siguiente manera: ¿qué quieres comer el día de hoy?

Incluso puede resultar util, en caso que tu pareja sea de muy pocas palabras, sugerir opciones: ¿qué quieres comer el día de hoy, se te antoja comida china, japonesa o preparamos algo en casa? Los resultados quizá no serán inmediatos, sin embargo entre mas practiquen las preguntas abiertas, desde la comida del día hasta la forma en que manejan sus finanzas, eventualmente la comunicación será mas fluida y profunda.

3. Expresa empatía

Quizá a tu pareja le resulte complicado fluir en una comunicación profunda porque pocas veces sus opiniones han sido validadas, incluso antes de que ustedes se conocieran. En medida que tu comiences a realizar preguntas abiertas seguramente tu pareja comenzará a abrirse para compartir sus preferencias y opiniones. Es importante en este momento validar lo que para tu pareja es importante y hacerle saber que lo que dice tiene sentido para ti.

Tomando el ejemplo anterior, si tu pareja te dice que prefiere cocinar en casa en lugar de comida china o japonesa, puedes validar su decision diciendo: Perfecto, así podremos cocinar mientras escuchamos nuestra música preferida y sin tanto ruido de los demás comensales.

Mostrando esta clase de empatía le estas diciendo a tu pareja que su opinión y sus necesidades son importantes para ti.

Entre mas lo pongas en práctica y si tu pareja esta en la misma disposición de mejorar su comunicación mejores serán los resultados en tu comunicación.

 

Psicólogo y terapeuta Gestalt especializado en terapia individual, de pareja y grupal.

Deja un comentario